Contexto:

Oaxaca se encuentra dentro de los cinco estados más pobres del país, y también es de los estados con mayor concentración de población indígena. La región Mazateca, mejor conocida como región Cañada, tiene grandes retos geográficos que contribuyen a que su población se encuentre en una situación de marginación y dispersión.

San José Tenango es uno de los 570 municipios del estado de Oaxaca. Es el 55º municipio más pobre del país; experimenta un alto grado de marginación en el 87,41% de sus localidades, pues el 73% de la población vive en pobreza extrema; tiene un Índice de Desarrollo Humano de 0.512, más bajo que el de Bangladesh (0.608). Nuestro trabajo comenzó con mujeres y hombres de todas las edades de 4 comunidades centrales (Cerro Alto, Génova Nuevo Progreso, Piedra de la Luz y Rancho Pineda). A través de años de trabajo con ellos, hoy en día hemos impactado a un total de 11 comunidades en Tenango. Esto significa que hemos llegado a 662 personas; también tenemos 132 socios comunitarios y 92 catalizadores para acabar con el hambre.

Principales Logros:

Gestión de proyectos en colaboración entre miembros de la comunidad y el gobierno local como el proyecto de llevar la luz a la comunidad de Génova.

Impulsar la seguridad alimentaria a través del reconocimiento de la riqueza nutricional con la que cuenta la zona Mazateca y con implementación de huertos familiares demostrativos.

Generación de alianzas con organizaciones locales e internacionales para la implementación de proyectos comunitarios de construcción de vivienda sustentable, e instalación de los sistemas de captación de agua de lluvia y las estufas ecológicas, en el marco del programa de Empoderamiento para la Nutrición Adecuada.

La Escuela de Liderazgo Transformativo, un espacio de formación y entrenamiento de nuestras/os socias/os catalizadores que afianza la metodología de THP-México en la región.

– La Red Intercomunitaria de Mujeres que impulsa el empoderamiento y el liderazgo de las mujeres a través de encuentros en los que se discuten temas como el autoestima, la salud femenina, los derechos humanos de las mujeres, etc.

– Realización de la Escuela Municipal para el Desarrollo Liderado por las Comunidades entre 2017 y 2018, como un espacio de formación, intercambio y cocreación del desarrollo local integral y el buen vivir entre ciudadanos, gobiernos locales y agentes de desarrollo; para que mujeres y hombres indígenas, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), logren el ejercicio pleno del derecho al desarrollo, a la participación ciudadana, a la alimentación, al agua potable, a la vivienda digna, al saneamiento ecológico y a la infraestructura comunitaria.  

Nuestro trabajo:

20151014_164757
Socias/os catalizadores y nuestro aliado Isla Urbana trabajando en la instalación de sistemas de captación pluvial.

Nuestro trabajó en la región comenzó en 2010 con el apoyo del Programa de Atención a Zonas Prioritarias de SEDESOL, en el cuál se realizó un diagnóstico del capital social de 20 comunidades del municipio de San José Tenango. Posteriormente continuamos nuestro trabajo con sólo 5 comunidades de este mismo municipio, en donde en 2011 se facilitó un Diagnóstico Rural Participativo (DRP), en el cual los socios evaluaron la situación de sus comunidades, definieron los campos de oportunidad y detectaron las necesidades a atender. En su visión, los socios de las comunidades priorizaron tres ejes principales: nutrición, vivienda y acceso a agua potable.  A partir de ello pudieron tener más claridad de cuáles serían las acciones que los llevarían a satisfacer esas necesidades. Durante 2012 se dio seguimiento y acompañamiento a estas acciones derivando en transformaciones y logros significativos de nuestros socios.

vivienda
Las cuatro viviendas sustentable construidas en las comunidades de Rancho Pineda, Cerro Alto, Piedra de la Luz, y Génova Nuevo Progreso.

Desde 2012 comenzaron a formar alianzas con otras organizaciones para gestionar proyectos de vivienda y captación de agua. Al mismo tiempo, a través de la técnica de video participativo facilitada por THP, pudieron documentar los logros y retos de sus comunidades para elaborar herramientas de recaudación de fondos para dichos proyectos. Asimismo se concretó con el gobierno local el proyecto de llevar la luz eléctrica a la comunidad de Génova el cual implicó el arduo trabajo de los miembros de la comunidad. A principios de 2013 en alianza con Water for Humans se realizó un programa piloto en donde se construyeron letrinas secas, estufas ecológicas y un sistema de captación de agua de lluvia, con el objetivo de elevar la calidad de vida de las comunidades.