Nuestra experiencia de ser pioneros de estrategias basadas en estos principios nos ha enseñado que hay tres elementos clave que al unirse pueden producir el fin sustentable del hambre.

1. Movilización comunitaria para la acción suficiente

Las condiciones de hambre y pobreza extrema dejan a las personas en una profunda sensación de resignación. Nuestra estrategia se enfoca en que las personas construyan confianza y habilidades que los empoderen, les permitan organizarse y tomar acciones para lograr su autosuficiencia.

2. Empoderamiento de mujeres como agentes clave de cambio

La inequidad de género es la raíz fundamental que causa que el hambre y la pobreza permanezcan en el mundo. Las mujeres soportan casi toda la responsabilidad de satisfacer las necesidades básicas y aún así, sistemáticamente les son negados los recursos, la libertad de acción y la voz en la toma de decisiones para realizar esa responsabilidad. THP se enfoca en transformar  las relaciones de género, lo cuál es esencial para lograr el fin del hambre.

3. Forjar alianzas efectivas con el gobierno local

Los cuerpos gubernamentales locales, como los gobiernos comunitarios o municipales son la única institución social con la amplitud necesaria, a través de la cual, las personas pueden trabajar en conjunto para satisfacer sus necesidades básicas. THP trabaja en sociedad con las personas de las comunidades para asegurar que el gobierno local tome en cuenta las necesidades reales de las personas de las comunidades.