Las mujeres y la perspectiva de género: hacia una COP 26 incluyente.

Contexto

En todas las sociedades, los impactos del cambio climático afectan a mujeres y hombres de manera diferenciada. La carga de cuidado hace que las mujeres a menudo sean responsables de recolectar y producir alimentos, recolectar agua y obtener combustible para calentar y cocinar. Con el cambio climático, estas tareas se vuelven más difíciles, ante por ejemplo las sequías que afectan la producción de alimentos o aumentan la distancia que se necesita recorrer para obtener agua. Los fenómenos meteorológicos extremos tienen un mayor impacto en las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad y de pobreza, lo que tiene un impacto importante sobre las cuestiones de género al ser mujeres el 70% de los pobres del mundo (IUCN). 

La vulnerabilidad climática que experimentan niñas y mujeres se hace más fuerte debido a que enfrentan diversas dificultades como acceso a la información y preparación, que comúnmente se derivan de limitaciones institucionales, como la falta de enfoque de género en la educación, las costumbres y las expectativas sociales. 

En países en desarrollo, las mujeres representan dos tercios de la fuerza laboral del sector agrícola y pueden representar entre el 45% y el 80% de toda la fuerza laboral de producción de alimentos, dependiendo de la región. A pesar de ello, solo el 13.8% de esas mujeres tienen control sobre el territorio, lo que las hace no ser tomadas en cuenta en decisiones para las actividades productivas y gestión de la tierra. Sin embargo, con esa importancia para la producción agrícola, su aporte es fundamental para un manejo sostenible del ambiente y de los alimentos (López Portillo y Nolasco, 2021). 

Así, a pesar de que las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por el cambio climático, desempeñan un papel crucial en la adaptación y mitigación. Cuentan con conocimientos y comprensión de la adaptación necesaria para condiciones ambientales cambiantes y sus soluciones prácticas. Pero estos conocimientos y habilidades son un recurso en gran parte sin explotar, haciendo a las mujeres agentes potenciales de cambio. En este sentido, es importante reconocer las diferencias de género en las actividades económicas, el acceso a recursos y el poder de decisión de mujeres y hombres, pues esto es imprescindible para transformar las causas subyacentes de la desigualdad y para evitar que los efectos del cambio climático las profundicen.

El enfoque de género en la COP26. 

El enfoque interseccional y multidimensional que abarca la 26ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP 26) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) incluye la incorporación de una perspectiva de género en las esperadas discusiones de acción climática. En específico, durante el periodo de sesiones se llevará a cabo el Día del Género, el 9 de noviembre del 2021. Las actividades de ese día buscan reconocer y celebrar la igualdad de género y el empoderamiento de mujeres y niñas en la política y acción climática. 

La igualdad de género ha ido en aumento de relevancia en la conferencia. En el Informe del 25º periodo de sesiones de la COP de 2019, celebrado en Madrid, se incluyó, como parte de la versión mejorada del Programa de Trabajo de Lima, un Plan de Acción sobre Género. Dicho Plan estableció que en la COP26 se debe llevar a cabo el Día del Género, durante el periodo de sesiones. Este día deberá estar centrado en la esfera temática de género dentro del cambio climático para la Convención y el Acuerdo de París, con el objetivo de promover la coherencia con la perspectiva de género teniendo en cuenta factores multidimensionales.

El evento principal del día tratará el avance de la igualdad de género en la acción climática. Se acompañará con el lanzamiento del mercado virtual de género en el que se presentarán análisis y hallazgos recientes sobre la integración del género en los planes climáticos nacionales. Posteriormente, quienes participen de forma virtual podrán interactuar para explorar la conferencia y establecer contactos. Esta será una gran oportunidad para conectarse con quienes trabajan en género y cambio climático a través de las videollamadas combinadas basadas en la web; reuniendo a organizaciones activas a nivel internacional, nacional, subnacional, regional o comunitario. Puedes acceder al Día del Género en este vínculo.

Ciertamente, entre los objetivos de la COP26 se encuentra generar acción climática con perspectiva de género. Esa perspectiva de género debe ser incluida en los puestos para la toma de decisión sobre política climática, tanto a nivel global, en las mesas de negociación internacional de la Conferencia de Partes del Cambio Climático, como a nivel local en las organizaciones comunitarias. 

Se estima que un 85% de los puestos de liderazgo en la toma de decisiones de la acción climática han sido ocupados por hombres. Se calcula que lograr la paridad de género dentro de la CMNUCC no será posible sino hasta el año 2042, si se mantiene el ritmo actual de incorporaciones de mujeres a estos espacios de toma de decisión  dentro de los principales instrumentos de acción climática. En ese contexto, la campaña #SheChangesClimate exige una paridad de género a nivel dirección en todas las delegaciones participantes de la COP26 y las futuras COPs (She Changes Climate). 

La COP25 planteó acciones a tomar para la inclusión de las mujeres y las perspectiva de género. Ahora la COP26 debe asegurar que se integren a los planes de acción climática. 

Se deben fortalecer las capacidades de los gobiernos y de otros actores para transversalizar el género en la formulación, monitoreo, implementación y revisión de políticas, estrategias y programas de cambio climático. Los gobiernos deben aumentar  sus capacidades para recolectar, analizar y aplicar datos. Instituciones y organizaciones deben incrementar la evidencia y el entendimiento de los impactos diferenciados del cambio climático en hombres y mujeres, aunado al rol y las oportunidades de las mujeres como agentes de cambio; así como promover la participación igualitaria de mujeres en el liderazgo, negociación, y participación en los procesos de toma de decisión sobre cambio climático. Por último, se debe invitar particularmente a las mujeres de los pueblos originarios y otros grupos vulnerables a hacer sus aportes en reconocimiento a la interseccionalidad (López Portillo y Nolasco, 2021).

Te invitamos a conocer sobre el Llamado hacia la participación virtual en la COP26 que lanza The Hunger Project, como parte de sus acciones de incidencia internacional y diplomacia ciudadana.

Referencias

SheChangesClimate. “About”. Disponible en: https://www.shechangesclimate.org/about. [Consulta: 28 de octubre, 2021].

López Portillo, Valeria y Aline Nolasco (2021) “Rumbo a la COP26: ¿Cómo va la equidad de género hacia la Cumbre?” Instituto de Recursos Mundiales. Disponible en: https://wrimexico.org/bloga/rumbo-la-cop26-%C2%BFc%C3%B3mo-va-la-equidad-de-g%C3%A9nero-hacia-la-cumbre. [Consulta: 28 de octubre, 2021].

IUCN. “Gender and climate change”. Disponible en: https://www.iucn.org/resources/issues-briefs/gender-and-climate-change. [Consulta: 28 de octubre, 2021].