Declaración Ministerial FPAN 2021

En esta nota se hace una revisión de los puntos principales y posiciones contenidas en la Declaración Ministerial del Gobierno de México, titulada en inglés “Ministerial declaration of the high-level segment of the 2021 session of the Economic and Social Council on the annual theme “Sustainable and resilient recovery from the COVID-19 pandemic that promotes the economic, social and environmental dimensions of sustainable development: building an inclusive and effective path for the achievement of the 2030 Agenda in the context of the decade of action and delivery for sustainable development.”

Introducción

La introducción al documento señala el compromiso existente para cumplir con la Agenda 2030 y sus principios, así como con el cumplimiento de los objetivos establecidos en los ODS. Con lo anterior, la Declaración afirma como responsabilidad primordial del gobierno implementar la Agenda, reiterando que para cumplir se comprometen al multilateralismo y otorgar un papel central a Naciones Unidas.

Ante los efectos de la pandemia por el virus de COVID-19 sobre las personas más vulnerables y los retos que la enfermedad ha generado, se declara que la recuperación debe ser guiada por la Agenda 2030, a través de la solidaridad, cooperación internacional y multilateralismo.

En otro elemento de la introducción sumamente relevante para THP se reafirma a la erradicación de la pobreza como el mayor reto global y un paso indispensable hacia un desarrollo sostenible. Esta afirmación debería servir como un nuevo impulso y reconocimiento hacia el problema de la pobreza en México. El discurso debería llevar a un incremento en los esfuerzos para acabar con la pobreza por parte del gobierno, instituciones y sociedad civil. Por lo tanto, deben de aumentar las capacidades y recursos, entre otras cosas, con la intención de solucionar el problema. Además, en vista del reconocimiento hecho, se genera un nuevo punto de presión para comprometer al gobierno a actuar frente al problema si no se toman medidas concretas.

Por otro lado, el hecho de que la erradicación de la pobreza se considere un elemento indispensable para el desarrollo sostenible genera opciones de búsqueda de alianzas con grupos o individuos que estén en la búsqueda del cumplimiento de objetivos diferentes al ODS 1. Es un punto vital para armonizar esfuerzos y lograr que se tenga en mente el cumplimiento de más de un objetivo.

Impacto de la pandemia en la implementación de la Agenda 2030

Esta sección de la Declaración señala de manera más específica los efectos del COVID-19, así como los esfuerzos realizados y por realizar para hacerle frente. El punto más importante es el reconocimiento del impacto del COVID-19 en revertir esfuerzos generados hacia el cumplimiento de la Agenda 2030 y el refuerzo de obstáculos preexistentes que dificultan alcanzar esos mismo objetivos, como lo puede ser por ejemplo la desigualdad.

También se respalda la idea de incrementar la accesibilidad en todo el mundo de recursos como vacunas y diagnósticos para hacer frente al COVID-19; reconoce la labor de personal médico y personas trabajadoras esenciales, así como de mujeres en respuesta a la pandemia; y llama a hacer esfuerzos para cumplir con el derecho de acceso al agua y sanitización.

Evaluación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible bajo revisión

Esta parte constituye la parte esencial del documento y como tal debe ser revisada de manera más detallada objetivo por objetivo. De manera general es de resaltar una reafirmación de la importancia de la dimensión regional para el desarrollo sostenible. El gobierno considera, al menos en discurso, que la aportación de foros regionales es vista como valiosa y debe ser un punto central para asegurar el seguimiento y la revisión de la Agenda 2030 en cada región.

El primer punto a revisar es el referente al ODS 1, poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo, lo que lo hace particularmente importante para THP. La posición expuesta por el gobierno sobre el ODS 1 agrega poco contenido nuevo y omite mencionar la situación de avance del objetivo en el país. Externa una preocupación por el hecho de que el objetivo de erradicar la pobreza para el año 2030 se encuentre fuera de alcance, especialmente ante los efectos del COVID-19. Hacen un llamado a asegurar el acceso universal a la seguridad social y a tomar medidas, las cuales no se especifican, para disminuir la pobreza desde un enfoque multidimensional con apoyo internacional y alianzas globales.

En general esta parte es un poco abierta en cuanto al trabajo sobre cómo erradicar la pobreza, más allá de la mención de un esquema de protección social. El hecho de que sea abierto abre el espacio o la posibilidad para que organizaciones como THP puedan realizar propuestas de trabajo con su enfoque particular.

En el caso de THP, se puede observar como una oportunidad para impulsar la adopción de un enfoque comunitario, teniendo en cuenta que se buscaría un cambio de la dinámica de buscar resolver desde el gobierno a nivel de Estado. Las acciones de los gobiernos nacionales son necesarias pero se debe proponer un mecanismo que otorgue mayores recursos, financieros o de otra índole, directamente a comunidades que sufren de pobreza extrema o organizaciones y asociaciones que trabajan directamente con ellas.

Asimismo se debe hacer un llamado a reconocer a las mismas personas en situación de pobreza como stakeholders del mayor nivel de relevancia. En la Declaración se habla de stakeholders sin definir a quién se refiere. Una mención directa podría ser crucial para validar el liderazgo que llegan a tener las personas en esta situación de pobreza a través del empoderamiento.

Para el ODS 2, vinculado directamente a la misión de THP, de nueva cuenta se agrega poco contenido nuevo y omite mencionar la situación del avance del objetivo en el país, lo cual es algo que se repite. De nuevo se reconoce el impacto del COVID, en este caso en aumentar el hambre a nivel mundial. Algo de resaltar es que la posición del gobierno sobre cómo acabar con el hambre sea relacionada con acabar con la pobreza en todas sus formas y dimensiones, las crisis financieras y económicas, las desigualdades, los conflictos, las emergencias humanitarias, la pérdida de biodiversidad, la escasez de agua y los efectos adversos del cambio climático.

En referencia a los sistemas alimentarios, señalan la necesidad de que estos sean diseñados y adaptados en función de condiciones y necesidades locales sin que una sola solución sea aplicada. Para cumplir con esto, se debe trabajar en un mecanismo para incluir y hacer partícipes a las comunidades y llevar su experiencia y conocimiento al diseño de un sistema alimentario adecuado. La experiencia de THP tiene una gran oportunidad para contribuir con este tipo de esfuerzos.

Adicionalmente, la posición del gobierno en este punto señala que “las intervenciones para construir sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, eficientes y resilientes deben adoptar un enfoque holístico e incluir a todos los actores relevantes, y abordar no solo la producción y el consumo de alimentos, sino también mejorar el acceso y la utilización de los alimentos y la estabilidad de los sistemas alimentarios, incluido el comercio agrícola”.

Así se deja entrever la aparición de actores clave pero sin ser nombrados detalladamente, lo que debe llevar a un trabajo de búsqueda de reconocimiento de los grupos en condición de vulnerabilidad y marginación como parte de esos actores. Su aportación debe de ser relevante para hacer de la producción de alimentos una práctica sostenible. Un ejemplo es a través de la recopilación de información y conocimiento que tienen estas personas en materia de alimentación y producción de alimentos; labor que ha realizado THP México en Oaxaca. Estos grupos en condición de vulnerabilidad y marginación, como lo son la población en situación de extrema pobreza y de orígen indígena, también protegen la diversidad biológica de ciertos alimentos, lo cual debido al enfoque holístico y su relación con la sostenibilidad ambiental y la protección de biodiversidad debería generar una búsqueda de reconocimiento de sus aportaciones.

Los siguientes ODS a revisión en la Declaración son el 3, Salud y bienestar; el 8, Trabajo decente y crecimiento económico; el 10, Reducción de las desigualdades; el 12, Producción y consumo responsables; el 13, Acción por el clima; el 16, Paz, justicia e instituciones sólidas; y finalmente el 17, Alianzas para lograr los objetivos. Como se mencionó,en todos estos se agrega poco contenido nuevo y se omite casi por completo mencionar el estado del avance del objetivo en el país, con el gobierno solo mencionando a que se compromete y que le preocupa del estado mundial de situaciones particulares. A continuación se exponen algunos de los elementos principales mencionados.

Sobre el ODS 3, se hace nuevamente un llamado a lograr sistemas de salud con acceso universal, acceso a recursos médicos de calidad y la reducción de muertes por enfermedades no transmisibles. Se expresa preocupación por el poco avance mundial en la reducción de muertes prematuras. Por último, el gobierno se compromete a asegurar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, acabar con las muertes relacionadas a enfermedades transmisibles y a incrementar los esfuerzos para prevenir y tratar el abuso de drogas.

En cuanto al ODS 8, resalta lo siguiente. Se posiciona la Declaración hacia una búsqueda de diversificación económica y actualización tecnológica e innovación para promover el crecimiento económico y crear puestos de trabajo. Además, se hace un compromiso con lograr condiciones laborales adecuadas para personas en la economía informal y en ayudar a cerrar la brecha de género en salarios y participación laboral a través de la inversión.

En el ODS 10, algunos elementos destacables de la posición del gobierno se refieren al reconocimiento de la contribución de las instituciones económicas y financieras internacionales en la respuesta multilateral a la actual crisis económica, al tiempo que buscan asegurar una mayor representación y voz de los países en desarrollo en la toma de decisiones de estas instituciones. A su vez las remesas adquieren un papel importante en la posición del gobierno en este ODS mediante el compromiso a crear políticas públicas con la intención de maximizar su impacto en el desarrollo.

En el ODS 12 se respalda un impulso a las capacidades tecnológicas y científicas de países en vías de desarrollo, así como la búsqueda de respuesta innovadoras para lograr un consumo y producción sostenibles, incluyendo el manejo de productos químicos y desechos, la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos y la prevención de la contaminación por plásticos.

Para el ODS 13 resalta que se destaque que un mejor acceso a la financiación climática es importante para apoyar los esfuerzos de mitigación y adaptación en los países en desarrollo; haciendo una llamado a países desarrollados e instituciones públicas y privadas a contribuir con recursos.

Para el ODS 16, el gobierno considera que los riesgos para las instituciones, como la corrupción, se han visto agravados por la respuesta a la pandemia COVID-19 y la implementación de paquetes de estímulo. Además, relacionado al trabajo de THP se hace una mención a la necesidad de incluir a personas en condición de vulnerabilidad a los servicios públicos y el acceso a una buena

gobernanza. Este punto es ideal para promover y utilizar programas como el Fortalecimiento de Gobiernos Municipales y la Democracia Local Participativa. Como se ha estado trabajando con los 12 Compromisos, específicamente la parte de Participación Ciudadana, se debe buscar que los gobiernos locales se comprometan a facilitar la participación de grupos vulnerables. Plataformas de comunicación y acceso a la información, representación política y rendición de cuentas son puntos esenciales. Por otro lado, se deben generar proyectos que despierten la posibilidad de las comunidades para participar en el gobierno, asegurando la vía local como la más adecuada.

Finalmente, sobre el ODS 17 lo más relevante es el reconocimiento del papel de la sociedad civil y los voluntarios en la implementación de los Objetivos, tanto individualmente como siendo parte de asociaciones de stakeholders. Esto implica que el gobierno acepta a organizaciones como THP como una parte fundamental del trabajo y como tal debe de facilitar su inclusión en lograr los objetivos y su participación en la definición del trabajo para la Agenda 2030.

Otras cuestiones prioritarias

En esta parte del documento se hace mención a cuestiones que afectan en su totalidad la obtención de los objetivos y que son necesarias de implementar de manera interseccional. Relacionado a los principios y actividades de THP está el concepto de No Dejar a Nadie Atrás, donde se reitera que los más pobres y vulnerables son los más afectados por el COVID-19 y que las acciones y políticas deben prestar una atención especial a este grupo.

La igualdad de género y empoderamiento de la mujer son igualmente relevantes al ser uno de los pilares de la metodología de THP. En la Declaración se hace un llamado al liderazgo y la participación plena, efectiva e igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones en el diseño, presupuestación, implementación y monitoreo de políticas y programas que afectan sus medios de vida, bienestar y resiliencia. Aquí existe la posibilidad de proponer el liderazgo de mujeres tanto en proyectos localizados y locales de desarrollo sostenible como una herramienta que asegure este propósito. Promover la adopción de un sistema en el que se platica y a partir de ello se capacita a las mujeres de una comunidad es una propuesta que se tiene que llevar a todos los demás objetivos bajo el principio de transversalidad de género.

Algunos otros temas mencionados son biodiversidad, comercio, refugiados, entre otros. El cumplimiento de los Derechos Humanos es otro tema de la mayor importancia que hace su aparición en esta sección, aunque en este caso la mención en la Declaración se limita a resaltar como universal su cumplimiento sin hacer compromisos ni mencionar posibles avances de la situación en México.

Acciones aceleradoras

El gobierno de México alienta, a través de la Declaración, a todos los países parte de Naciones Unidas y ECOSOC a utilizar los hallazgos clave de los Informes Nacionales Voluntarios para apoyar la implementación y las acciones aceleradas para la década de acción y ejecución, enfatizando la necesidad de acciones concertadas. Ante ello, habría que considerar la posibilidad de alentar a que México realice un mejor trabajo con su propio reporte con la intención de que sea realmente útil. Para mejorar se debe buscar una forma que asegure la participación a diversos actores como la sociedad civil y la iniciativa privada, entre otros, en la elaboración del informe.

El documento es claro en cuanto a posicionarse en cuanto a la adopción de tecnología y el aumento de infraestructura como elementos claves para lograr un desarrollo sostenible. Habría que añadir que mientras que la construcción de infraestructura y el acceso a la tecnología digital son necesarios para acabar con la pobreza, se debería añadir la adaptación de la tecnología a la realidad que vive la mayoría del mundo. Se debe hacer un esfuerzo por promover la investigación y desarrollo de medios tecnológicos accesibles para la mayoría del mundo. Adaptar la tecnología a la situación del día a día de las personas debe ser otra mención de relevancia para México en estas secciones.

Finalmente, se expone un fuerte apoyo a seguir soluciones multilaterales y promover la cooperación internacional, especialmente incrementar y mejorar la cooperación sur-sur y triangular. Asegurar que el gobierno realmente está comprometido a actuar de esta manera es algo que se debe asegurar.