Entrenamiento a miembros del Consejo Directivo de THP-México

October 6, 2010 por Anónimo

Los días 12 y 13 de septiembre del 2010, se llevó a cabo el entrenamiento de Inducción en la Metodología de The Hunger Project para los miembros del Consejo de Directores y para su familia cercana.

Como resultado de su participación algunos consejeros compartieron:

“Un espacio para conocerte, aprender y entender que cada uno de nosotros tenemos un potencial enorme de creatividad y acción.   Con la creatividad y acción de cada uno de nosotros trabajando en lograr una visión común podemos lograr cambios transcendentales y sustentables para eliminar el Hambre en México y en el mundo: y para transformar nuestras vidas en ser un mejor individuo, integrante de familia, de la empresa donde colaboramos, de la sociedad en la que participamos y en un mundo que esta interconectado.  El entrenamiento nos abre la puerta a posibilidades para convertirnos en un mejor ser humano, profesional y líder en cualquier ámbito en el que interactuemos.  Está en mí cambiar.  Yo soy el cambio.” – Benjamín Beckhart.

“Todos estamos muy inmersos en nuestro mundo de profesionistas exitosos, pero si tan sólo le dedicaramos un par de horas a la reflexión de nuestro SER y RAZON de SER no existiría tanta desigualdad e injusticias en cada paso que damos. Ojalá todos, (grandes ejecutivos, políticos, maestros, etc.) tuviéramos la óptica, la inocencia y el corazón de un niño porque sólo así podríamos ser una nación diferente con un mayor humanismo.” – Dulce Pagaza

“El entrenamiento de THP es una experiencia fantástica que nos ayuda abrir nuestros ojos ante  el hecho de que la pobreza es resultado de las condiciones sociales y que por lo tanto es posible terminar con ella. Sin embargo, lograrlo implica estar abierto a que las comunidades generen sus propias respuestas para el empoderamiento de sus mujeres, nosotros sólo somos facilitadores y socios en esta empresa en nuestro país y el mundo. No hay obstáculos, sólo los que creemos que existen, pero esas son sólo historias.” -Juan Manuel Ortega